A veces es mejor tener una aplicación desactualizada por cuestiones de gustos. Puede que no lo sepas, pero tal vez te resulte útil y tú no lo sabes. ¿Cuántas veces pasamos sin actualizar nuestras aplicaciones un largo tiempo y cuando se actualizan, ya no nos gustan? Puede que sea por un asunto de novedades o desaparición de herramientas.

En ocasiones, nuestra versión Android ya no es compatible con la nueva actualización. Tal vez no arroje un error la aplicación y ya no podemos abrirla. En estos casos, ¿qué podemos hacer? Pues simplemente basta con tener la aplicación desactualizada para que podamos seguir disfrutando de ella sin problemas.

Cómo tener una aplicación desactualizada

Lo primero que tenemos que hacer es desinstalar la aplicación, sea cual sea, por el método que escojamos. Necesitamos eliminarla de raíz de nuestro Smartphone, para instalarla nuevamente. El asunto es que la instalación no la haremos por medio de la Play Store. ¿Por qué no podemos? Puesto que tendremos la versión más reciente de la app y es aquí cuando necesitamos recurrir a las alternativas.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de alternativas? A esas tiendas de aplicaciones, donde podemos encontrar las diferentes versiones de las aplicaciones que utilizamos. Es en ellas donde encontramos las diferentes versiones que se lanzaron de la aplicación. Basta con instalar la aplicación desactualizada, es decir, la versión previa a la que no nos gustó y listo, al menos por ahora.

¿Qué problemas podemos tener con una aplicación desactualizada?

Primero que nada, podemos perdernos las novedades. Aunque no queramos, las aplicaciones van mejorando y si bien pueden tener fallos al principio, es algo normal. Eventualmente se corregirá y podremos disfrutar de las mejores novedades, algo que no podremos hacer con una app desactualizada.

Por otro lado, al instalarlo desde una tienda alternativa nos podremos encontrar algunos problemas. Si bien hay muchas alternativas a Play Store, no todas son confiables. Es necesario tener cuidado para saber que no estamos instalando algún malware en nuestro smartphone, que a largo plazo, lo dañe.

Eventualmente la versión que instalamos, dejará de ser compatible con la versión de Android que utilice nuestro Smartphone. Por lo tanto, en algún momento tendremos que instalar una versión más reciente de la aplicación, ya que no podremos abrirla bajo ninguna circunstancia. Esto puede tardar meses e incluso años. Por otro lado, puede suceder en cuestión de semanas o días.

0/5 (0 Reviews)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies