¿Has escuchado alguna vez sobre las aplicaciones nativas de tu Smartphone? Puede que no, puede que sí, pero la verdad es que pocos saben su utilidad. ¿Para qué sirven las aplicaciones nativas? Pues básicamente para que tu móvil funcione correctamente, pero no quiere decir, que no podamos prescindir de ellas.

El punto es que en varias oportunidades hemos mencionado algunas de ellas. ¿Recuerdan cuando comentamos que Android Q tendrá grabado de pantalla de forma nativa? Es decir, que podrás grabar la pantalla del móvil sin requerir una aplicación de Play Store. Cierto es, que no te impedirá descargar una aplicación para hacerlo. Tal vez porque tenga algunas herramientas extras o por cualquier otro motivo.

¿Por qué inhabilitaríamos una aplicación nativa?

Los motivos puedes ser varios, pero la finalidad es la misma, prescindir de aplicaciones que no utilizamos. Por ejemplo, hay móviles que incluyen la aplicación «Fotos» de Google de forma predeterminada como galería. Pero muchos no son fanáticos de esta galería por diferentes razones. En ese caso descargamos una aplicación desde Play Store y la utilizamos de forma predeterminada.

¿Pero qué sucede con «Fotos», que sería la aplicación nativa? Bien podemos ignorarla o inhabilitarla. Los beneficios que nos brinda esta segunda opción son interesantes. Primero, no tendremos una aplicación ejecutada en segundo plano, ya que en ocasiones se crearía un respaldo de fotos de forma automática. Segundo, no se actualizaría ocupando más espacio la memoria de nuestro Smartphone. Tercero, liberamos espacio que podríamos utilizar en otras aplicaciones.

Cómo inhabilitar aplicaciones nativas

El proceso es bastante sencillo y lo podemos hacer con cualquiera de nuestros móviles. Puede que conociendo las ventajas, tal vez decidas hacerlo, pero si quieres saber cuáles aplicaciones puedes inhabilitar, dependerá del uso que le des a tu móvil. Si por ejemplo tienes múltiples aplicaciones nativas, entre ellas, una para videollamadas, y no requieres este servicio, puedes prescindir de ella. Y así con distintas aplicaciones nativas, para las cuales el proceso siempre es el mismo.

  1. Ir a configuración.
  2. Ir a aplicaciones.
  3. Seleccionar la aplicación que se desea inhabilitar.
  4. En «Información de aplicación», seleccionar «inhabilitar».

La aplicación procede a borrar todas las actualizaciones y dejar el menor espacio usado posible en nuestro móvil. En caso de querer usarla de nuevo, repetimos el proceso anterior y seleccionamos «Activar». La aplicación volverá a aparecer en el menú sin mayores complicaciones y podrá ser configurada nuevamente.

0/5 (0 Reviews)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies